El Sol: ¿cómo me protejo?

protegerse-del-sol

Tomar el sol aporta muchos beneficios a nuestro organismo, se considera un gran antidepresivo y es uno de los principales activadores de la síntesis de Vitamina D. Aunque, si no tenemos un poco de precaución puede resultar contraproducente, por eso es muy importante utilizar un buen protector solar natural.

¿Qué protector solar utilizo?

No aproveches un protector solar de un año para otro, ya que pierden eficacia con el tiempo, y más aún si el foto protector es físico, porque al ser natural se oxida antes que los químicos.

Lo importante, es prevenir la quemadura del sol y el daño celular. Por eso escogeremos un protector solar (SPF) según nuestro tipo de piel.

Los rayos de sol son “acumulativos o sumatorios” en la piel, de tal forma que los de un año los sumamos al siguiente, y al otro y al otro… y podemos llegar a los 40 años con “demasiado sol”.

Os aconsejo utilizar un foto protector físico natural. Los más frequentes son el óxido de Zinc y el dióxido de titanio. Generalmente los que hay en el mercado suelen ser químicos y éstos no son muy saludables para nuestro organismo.

Prevención

Lo ideal es salir de casa con el protector ya puesto, tanto nosotros como los niños, sin dejarnos ninguna zona, así nos aseguramos de ir bien protegidos.
Una vez en la playa, la piscina, o en la montaña… renovar el protector cada hora u hora y media, según la intensidad de los rayos solares y el tiempo de exposición al sol.
Os aconsejo, al inicio exponerse lo menos posible a los rayos solares, y nunca más de media hora. Lo ideal es empezar con el sol de la mañana y el de la tarde. Los rayos más peligrosos son los que se reciben entre las 11 y las 17 horas.
Recordar que los rayos son más intensos en las alturas (alta montaña) que a nivel del mar, por eso es importante proteger bien las zonas más delicadas de la piel como los labios, nariz, pómulos, orejas, cuello, nuca, abdomen…
Estar dentro del agua, no protege de los rayos solares.

¡¡Ojo con los días nublados!!, también son peligrosos.

Consumir productos con mucha vitamina A aumentan la producción de melanina, como los alimentos de color naranja: zanahoria, calabaza, albaricoques y otros como el apio, tomate y remolacha.

¿Qué es el SPF?

En Europa para determinar el SPF o FPS (Sun Protector Factor o Factor de Protección Solar) se utiliza el sistema de la (Asociación Europea de Cosmética COLIPA)) y en Estados unidos el sistema FDA (Food and Drug Administration).

Es el múltiplo de tiempo en que podemos estar tomando el sol sin quemarnos, es decir, que nos protege del UVB, causante de la quemadura solar en la piel.

Seria SPF= Tiempo con protección / Tiempo sin protección

Si compramos un protector solar con FPS 15 y nuestra piel aguanta 10 minutos sin quemarnos, sin protección, el tiempo con protección seria: 15X10 = 150 min.

Un protector solar con un SPF 15, si lo utilizamos correctamente nos puede llegar a proteger del sol 150 minutos.

¿Con Protección UVB/UVA/ IR?

Los rayos UVB actúan sobre la superficie de la piel (epidermis) y son los responsables de la quemadura solar.

En cambio los rayos UVA actúan a un nivel más profundo (dermis) y son los que favorecen el bronceado pero también el foto envejecimiento (el envejecimiento cutáneo producido por el sol).

Los rayos IR producen deshidratación celular. Por eso también es importante una buena hidratación a la hora de aplicar un protector solar.

Por eso es importante aplicar una crema o un aceite hidratante después del sol o aftersun, ya que nos aportan vitaminas e hidratación para contrarrestar el efecto de las radiaciones UV e IR.

Crema protectora solar pantalla total SPF: 50 UR-A-B

Ideal para cuidar y proteger las pieles sensibles y delicadas, especialmente de los bebes.

Os aconsejo probar la nueva crema protectora solar SPF: 50 UR-A-B de la Fada que riu, con el fotoprotector natural  óxido de Zinc, aceite de caléndula, aceite de sésamo y aceite esencial de lavanda.

crema-protectora-solar

Con Propiedades hidratantes, foto protectoras, calmantes y regeneradoras de la piel.

El óxido de zinc (químicamente su fórmula es ZnO), es un pigmento natural protector de la radiación ultravioleta, gran antiséptico y preventivo de los daños a la epidermis, alivia la incomodidad de pequeñas heridas, adheriéndose a la dermis protegiéndola de los factores externos que pudieran dañarla o aumentar la lesión.

aceite-de-calendulaEl aceite de caléndula por su composición tiene efectos calmantes, cicatrizantes y antiinflamatorios sobre la piel expuesta al sol.

 

El aceite esencial de lavanda aporta un efecto terapéutico calmante, relajante y reparador sobre la piel.

Si después de estos consejos alguna vez sufres una quemadura refresca las zonas dañadas con compresas de agua fría y vinagre de manzana, jamás pinches las ampollas y evita productos que tengan benzocaína y vaselina, mejor hidratar con aceite de caléndula o de hipérico (hipericum perforatum) para recuperar la piel. Y por supuesto si la quemadura es grave acude al médico.

Y como último consejo, no olvides nunca que una quemadura de sol con ampolla duplica la probabilidad de desarrollar un cáncer de piel.

¿Tomar el sol?, Sí… con un buen protector solar natural

¡Que empiecen los baños de sol!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *