Fruta y Belleza

fruta-piel-face

Parece que una de las modas de este momento en cosmética son las cremas que contengan “ácidos de frutas”. La fruta ha sido desde los tiempos más antiguos una gran aliada de la belleza y de la salud, especialmente por su conocida riqueza en vitaminas y antioxidantes.

 

fruta-piel-face

Siguiendo este movimiento os voy a dar unos buenísimos consejos para tener una piel limpia, bonita y reluciente.

 

Para mantener la piel sana y bella debemos, además de comer fruta a diario, aplicarla sobre la misma piel, en forma de mascarilla, para obtener unos resultados excelentes. Os sorprenderéis de la rápida y positiva respuesta de las células de vuestra piel.

 Piel de fresa…Sabías que las fresas, por ejemplo, tienen un PH exactamente igual al de nuestra piel y muchas recetas de belleza antiguas hablan de fresas machacadas con harina de avena o de arroz, con nata, con yogurt…

Una receta típica usada por nuestros sabios antepasados consistía en machacar una taza de fresas maduras con una cantidad igual de agua, la mezcla se aplica sobre el rostro, el cuello y los hombros antes de ir a dormir. Su efecto absorbente y suavizante se pone en acción durante el sueño y el residuo se quita a la mañana siguiente al despertar.

 Piel de melocotón…suele decirse de una piel bonita y joven, con un tono claro y aterciopelado. Efectivamente, aplicar pulpa de melocotón, sola o con nata, devuelve a las mejillas esplendor y un color rosado.

 La mascarilla de pera…su acción astringente es muy positiva, especialmente para las pieles grasas, la pulpa de una pera fresca y madura produce también un efecto desinfectante, por lo cual es muy útil en casos de acné, puntos negros y espinillas.

 El zumo de sandía…constituye una buenísima loción refrescante y ejerce una leve acción antiarrugas.

La pulpa de melón…de los más dulces, son muy útiles en casos de piel árida y seca, mientras que el  zumo de limón diluido con un poco de agua, refresca las pieles grasas y ayuda a eliminar las manchas oscuras de la piel.

El zumo de pepino…es también muy apreciado en cosmética natural, sobre todo para combatir la untuosidad de la piel. El pepino estimula y refresca, es rico en azufre y en sílice, y se alea perfectamente en mascarillas con el calcio de los lácteos o con las propiedades reafirmantes de la clara de huevo.

También los tomates frescos son indicados para eliminar los defectos de una piel oleosa y grasa.

Las mascarillas de fruta y de vegetales para la cara son agradables y extremadamente prácticas. Unos pocos minutos bajo una capa de pulpa de fruta pueden ayudar a corregir numerosos defectos de la epidermis, la primera capa de la piel.

Cuidar la piel es sencillo, ya que generalmente su respuesta a nuestros esfuerzos es rápida y positiva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *