PLANTA: LA ROSA SILVESTRE

rosas-silvestres-rosa-canina

La planta de la que os quiero hablar para este mes de noviembre es  la Rosa silvestre (rosa canina). Resulta muy interesante no solo por sus propiedades terapéuticas, sino por su uso en la cocina desde tiempos remotos.

 

Se la conoce comúnmente como rosal montés, escaramujo o zarza perruna, antiguamente del griego kynorhodon que significa rosa de perro, haciendo referencia a la forma de sus espinas, duras y curvadas hacia abajo, que recuerdan los colmillos de los perros.

 

Descripción: arbusto sarmentoso de 1 a 3 metros de altura de tallos punzantes que se arquean por su propio peso. Pertenece a la familia de las rosáceas. Las flores miran hacia arriba, tienen solo cinco pétalos que se desprenden con facilidad, generalmente rosados. Los escaramujos o frutos son rojos y en forma de aceituna. Su sabor es ácido. Contiene unos pelillos rígidos en su interior que producen comezón al contacto con la piel, así como a su paso por el tracto digestivo, por ello los franceses lo llaman “gratte-cul”, los catalanes “gratacul” y los aragoneses “escarbaculo”.

 

Crece en cualquier vereda, claro del bosque o margen del camino, es adaptable y resistente a distintas condiciones. Florece en mayo e incluso antes, la flor fecundada deja paso al fruto, el escaramujo que servirá de alimento a muchos animales durante el otoño y parte del invierno.

 

Recolección y composición:

Las raíces: contienen ácido tánico y las arrancaremos en marzo, cuando despierta de su letargo invernal.

Las hojas: contienen ácido tánico y pectina. Se recolectan en mayo, cuando ya están desarrolladas.

Los pétalos: son ricos en taninos, ácidos orgánicos, materias gomosas y pequeñas cantidades de esencia. Se recogen justo antes de abrirse la flor para retener su perfume.

El fruto: contiene gran cantidad de vitamina C, carotina, azúcar y ácidos orgánicos. Se recoge a finales del verano o principios del otoño, cuando su carne es dura y roja.

 Los fructífulos: pequeños granos que se encuentran en el interior del fruto de dureza pétrea. Contiene pequeñas cantidades de vanilina y lecitina. Se recoge cuando el fruto está hecho o pasado.

Los bedegares: masas redondas y esponjosas, que se forman sobre las ramas debido a la picadura de un insecto. Dentro se desarrollan sus larvas. Se recoge antes de secarse.

 

 Usos y propiedades:

 Decocción de las raíces: contra la mordedura de perro rabioso.

 Decocción de  la raíz y las hojas: excelente antidiarreico.

 Agua de rosas: maceramos en agua durante un día, un puñado de pétalos y los exprimimos fuertemente. A mi me funciona maravillosamente como colirio para las inflamaciones conjuntivas.

Miel de rosas: cocer unos pétalos con un poco de agua durante 5 minutos y añadir miel. Hacer gárgaras y enjuagues contra las afecciones de boca, encías o garganta.

 Perfume de rosas: macerar los pétalos en tintura de alcohol.

 El escaramujo: resulta un alimento reconstituyente y tonificante, ideal para la convalecencia de estados febriles y anemias. Os lo recomiendo personalmente durante el embarazo y la lactancia. Lo comeremos fresco para conservar el máximo de vitamina C.

Es un excelente diurético sin temor a que, en exceso, dañe los riñones. Potente antidiarreico.

Es creencia popular que comiendo suficiente cantidad de escaramujos enteros se expulsa la lombriz solitaria.

 Mermelada  y en ensalada: se abren los frutos, se quitan los pelillos y los granos y se lavan en abundante agua. Machacados hasta hacer una pulpa se le añade su mismo peso en azúcar y se prepara en frío una excelente mermelada!

Los fructífulos se usan contra el mal de piedra y se consideran febrífugos. Sin embargo os aconsejo prudencia ya que recientes investigaciones demuestran su influencia tóxica sobre el sistema nervioso y sobre el corazón.

Conocida es la rosa silvestre (wild rose) como remedio floral del Dr. Bach. Regeneración, energía y protección.

 

Sabías que… se ha usado desde siempre y en distintas culturas como protectora de hechizos? Y que nuestros antepasados recogían sus frutos justo antes de la primera helada?

Disfrutadlo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *